martes, 18 de febrero de 2014

Dicen que los ojos son el espejo del alma.

Que con solo una mirada, puedes llegar a entrar a conocer el mundo de cada persona, hasta puedes quedarte con un pequeño trozo recóndito de su alma si sabes jugar bien tus cartas.
A saber cuantas personas guardan sin saber un trozo de la mía.
A saber cuantos trozos guardo yo de los demás, sin saberlo.

Neruda decía: 

No hay nada mas interesante que los ojos. ¿Ya miraste a los ojos de la otra persona? De la persona amada y no amada. Del amigo y del conocido. Del jefe y del compañero de trabajo. De un niño y un anciano. Los ojos emiten una energía que es la misma energía del alma, por eso son conocidos como las ventanas del alma. Cuando miro en los ojos y dejo que los otros miren en mis ojos, estoy abriendo puertas hacia un mundo de comprensión y amor.



Incontables las personas que prefieren vivir con los ojos cerrados, que prefieren mirar a otro lado, poner la otra mejilla en todo problema. 
¡Abrid los ojos! 
No hay puerta ni escalón mas directo a la felicidad que compartir tu alma con quien sepa apreciarla. Vivir con los ojos cerrados solo es oscuridad, pero peor es aquel que vive con los ojos abiertos en su oscuridad idealizada, pues no hay luz mas intensa que la que puedes encontrar en ojos sinceros. 

Dichoso aquel que los encuentre.

2 comentarios:

  1. Hola, acabo de descubrir tu blog. Te sigo, pasate por mi blog ;)
    http://radioactive-books.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar